Lo que ves es lo que soy

Fingir lo que no somos y vivir superficialmente tiene consecuencias negativas ya que las personas reaccionan a tu imagen. El espacio entre la realidad y tu imagen llega a ser enorme, perdiendo tu verdadero yo. Lo cual genera un constante sentimiento de: “si los demás realmente me conocieran, se decepcionarían de mí, o me dejarían de hablar”. Las personas que se ven atrapadas en este tipo de deshonestidad viven en soledad. Como puedes ver, No hay nada mejor que ser amado por lo que somos y para eso necesitamos ser auténticos. Descubre cómo ser el tipo de persona “Lo que ves es lo que soy”. Sin máscaras o
caretas.

Comentarios

Comentarios